Centros de Eduación Ambiental

Centros de Educación Ambiental

En el territorio del Parque del Sureste se localizan dos Centros de educación ambiental de la comunidad de Madrid, uno en la finca Caserío de Henares (término municipal de San Fernando de Henares) y otro en la de El Campillo (Rivas-Vaciamadrid). Más de un tercio de la superficie de la primera y la totalidad de la de El Campillo se incluyen en Zona B o de Reserva Natural del Parque, mientras que la parte situada al norte del Camino de las Moreras de la finca Caserío de Henares se clasifica como Zona E (con destino Agrario, Forestal, Recreativo, Educacional y/o Equipamientos Ambientales y/o Usos Especiales).

Los dos Centros cumplen funciones de información, interpretación y educación relacionadas con los valores del Parque Regional y los comportamientos que requiere la conservación del medio, en el marco del desarrollo sostenible.

Los objetivos perseguidos en estos Centros, fundamentalmente, son:

  • Promover el interés, conocimiento y compresión de los factores y procesos ambientales y su conexión con los sistemas socioeconómicos y culturales.
  • Facilitar el conocimiento de los problemas ambientales que afectan a su entorno, relacionarlos con los del resto del planeta y potenciar los comportamientos y capacidades orientados a su resolución.
  • Fomentar la motivación para participar activa y responsablemente en los asuntos ambientales.
  • Poner en valor los recursos naturales y culturales del Parque del Sureste.
  • Fomentar hábitos y ofrecer posibilidades de uso y disfrute del medio que sean compatibles con la conservación de dichos valores.
  • Favorecer la coordinación entre las necesidades de la población local, las expectativas de los visitantes y la gestión sostenible del Parque Regional.
  • Ofrecer recursos didácticos asociados a este espacio protegido.

Ambos Centros desarrollan programas dirigidos a la población local, sistema educativo y público general.

En colaboración con la Consejería de Educación se contribuye a la formación de profesores, los cuales practican con sus alumnos el desarrollo de actividades de educación ambiental en el medio, para lo que se les facilita documentación y monitor de apoyo. El programa es asequible directamente para los colegios, concertando previamente la visita.

Se ponen a disposición del público general todos los recursos de los Centros, como sendas, talleres, exposiciones, biblioteca, documentación, audiovisuales, juegos, etc..., preferentemente en fines de semana y días festivos. A través de una hoja divulgativa se presenta la oferta de actividades de cada estación del año.

También se realizan campañas temáticas y de fechas especiales, sobre consumo o uso del agua, energía, espacios protegidos, recursos naturales o sobre algún problema ambiental (como residuos, incendios o contaminación).

Los programas destinados a la población local se describen a continuación en cada Centro, pues son más específicos y dependientes de sus características propias (población, entorno y recursos).

Centro de educación ambiental Caserío de Henares

La finca Caserío de Henares, propiedad de la Comunidad de Madrid y gestionada por la Consejería, tiene una extensión de 194 Ha y se localiza en la vega del río Henares, en un medio idóneo para la realización de actividades basadas en el conocimiento del bosque de ribera y la práctica de la agricultura. Además del soto del río y la abundante avifauna, se cuenta en las cercanías con restos de yacimientos arqueológicos y paleontológicos y con el Castillo-Palacio del Soto de Aldovea. En conjunto representa un enclave natural dentro de una zona de intensa actividad humana.

Centro de educación ambiental El Campillo

El entorno del Centro El Campillo está determinado por la laguna de igual nombre (formada al extraer áridos), la cercanía del río Jarama y los cortados que delimitan el paisaje. Además de la vegetación y fauna propias de los ecosistemas, acuático y de ribera, son destacables las características del formado por los cantiles yesíferos. Entre sus recursos destacan los de valor ecológico, paleontológico y arqueológico, -exponentes del aprovechamiento del territorio por las personas desde los tiempos prehistóricos- como eje alrededor del cual explicar los cambios y consecuencias hasta ahora derivados, para delimitar actuales usos y comportamientos acordes con un desarrollo sostenible.