Arte y arquitectura

Urbanismo histórico

El Real Sitio de San Fernando de Henares conserva buena parte de su trama urbana original. A mediados del siglo XVIII la Corona adquirió un extenso terreno a orillas del río Jarama para instalar una fábrica de paños finos, dentro de la política industrial promovida por los Borbones. Alrededor de la fábrica creció un caserío destinado a albergar a los operarios, cuya traza responde a los esquemas urbanísticos del Barroco. Los elementos más sobresalientes del conjunto son la Plaza de España, amplio espacio de forma cuadrada al que abren sus fachadas la fábrica y las viviendas de los trabajadores y una plaza redonda bordeada por ocho manzanas trapezoidales que estaba unida a la anterior a través de la llamada Calle Real. El proyecto de construcción contemplaba igualmente la ejecución de una serie de obras de apoyo para cubrir las necesidades de la fábrica y de la población allí instalada.

Leer más: Urbanismo histórico

Arquitectura palaciega

La Corona fue también la promotora de alguna construcción de carácter lúdico como la desaparecida Casa Real de Vaciamadrid, un palacio levantado a principios del siglo XVII a los pies de los cortados de La Marañosa, que se concibió como lugar descanso para el monarca en sus jornadas de caza por la zona. De este palacio no se conserva vestigio alguno en la actualidad, aunque la imagen que presentaba es conocida gracias a las representaciones gráficas de la época.

Leer más: Arquitectura palaciega

Arquitectura popular

La arquitectura popular cuenta con numerosos ejemplos en las poblaciones situadas en la periferia del Parque, donde es posible encontrar, desde sencillas construcciones de carácter doméstico a grandes casas solariegas. En Mejorada del Campo, por ejemplo, cabe reseñar la llamada Casa Pontificial, un edificio del siglo XVIII con planta de cruz griega; la casa de labor de la Marquesa de Hinojares, que consta de varias edificaciones de carácter agropecuario; y diversas viviendas situadas en las calles Cervantes, Virgen de la Soledad, Avenida de la Constitución, etc.

Leer más: Arquitectura popular

Edificios de carácter religioso

En la comarca existen numerosas construcciones de carácter religioso que en su mayor parte fueron erigidas entre los siglos XV y XVIII. Entre ellas cabe citar los siguientes:

Leer más: Edificios de carácter religioso

Conjuntos agropecuarios rurales

En los últimos siglos estuvo muy extendido en la comarca un modelo de explotación económica que giraba en torno a enclaves de carácter agropecuario. Constaban habitualmente de un conjunto de edificaciones y diversos elementos auxiliares anejos (almacenes, bodegas, capillas, etc) que cubrían la mayor parte de las necesidades de estos lugares. Como ejemplos representativos de este tipo de núcleos podrían citarse la denominada «Casa Grande» de Torrejón de Ardoz, en la que actualmente esta instalado un museo de iconos antiguos; la finca «El Negralejo», situada en la carretera de Rivas-Vaciamadrid a San Fernando de Henares, que consta de varias edificaciones de los siglos XVIII-XIX; o la casa principal de Gózquez de Arriba, en San Martín de la Vega.

Castillos y elementos de carácter militar

En el interior del Parque Regional y zonas adyacentes se localizan diversos ejemplos de elementos de carácter militar que forman dos grandes grupos. Por un lado están las fortificaciones erigidas durante la Edad Media y por otro los elementos pertenecientes a la Guerra Civil española (1936-39).

Leer más: Castillos y elementos de carácter militar

Patrimonio industrial

Uno de los capítulos más relevantes del patrimonio histórico de la comarca es el del patrimonio industrial, del que encontramos ejemplos de complejos fabriles de la época de la Ilustración, elementos de los antiguos sistemas de riego y navegación implantados en la zona a lo largo del tiempo y diferentes infraestructuras vinculadas a las comunicaciones y el transporte de mercancías y pasajeros.

Manufacturas históricas

La Real Fábrica de Paños de San Fernando de Henares fue construida entre 1747 y 1749 en un paraje situado en las proximidades del río Jarama. Era un edificio de planta cuadrada organizado alrededor de un amplio patio que proporcionaba iluminación natural a las distintas dependencias de la fábrica repartidas por la planta de acceso. En el piso superior se encontraba la vivienda del gobernador, que contaba con una veintena de habitaciones dotadas de chimeneas francesas. La fachada principal del edificio es de cantería de piedra caliza y en ella se concentra toda la ornamentación exterior de la obra. En esta fábrica se produjeron paños finos de gran calidad durante un corto periodo de tiempo.

Leer más: Manufacturas históricas

Aguas medicinales

Aunque no alcanzaron la fama que tuvieron las de Carabaña o las de Loeches, en la zona abarcada por el Parque Regional del Sureste también se explotaron las aguas medicinales; se trata de los Baños de la Concepción de Peralta, un pequeño establecimiento situado en el término de Velilla de San Antonio. Una guía de la provincia editada a finales del siglo XIX menciona las instalaciones con que constaba de este balneario, en el que se empleaban las aguas sulfato-sódicas para tratamiento de enfermedades de la piel.

Sistemas de riego y navegación

Son de interés los ejemplos de antiguos sistemas de riego y navegación que existieron en las riberas de los ríos Jarama y Manzanares. En el primero se encontraba la Real Acequia del río Jarama, destinada al regadío, cuya construcción se inició en el año 1578. Actualmente se conservan gran números de vestigios de esta obra en los términos de San Martín de la Vega (Casa de compuertas de los siglos XVI-XVII y antiguo molino de Matalobos o Molino del Rey), Rivas-Vaciamadrid y Ciempozuelos.

Leer más: Sistemas de riego y navegación

Puentes históricos

En el interior del propio Parque y en puntos adyacentes se encuentran una serie de interesantes puentes históricos. Los más antiguos son el Puente de Viveros, próximo a San Fernando de Henares y el Puente Largo de Aranjuez, ambos de piedra, construidos en el siglo XVIII para salvar el curso del Jarama. El resto son puentes metálicos levantados entre finales del siglo XIX y principios del XX a lo largo de este mismo río para sustituir obras anteriores, comunicar poblaciones que antes contaban únicamente con barcas para salvar su cauce o dar servicio a líneas de ferrocarril. El puente de Mejorada del Campo fue construido en 1922 en el paraje donde antes se encontraba la antigua barca empleada para cruzar el río por el vado de «Arrebatacardos»; el puente de Arganda, sustituyó a sendos puentes de madera y hierro construidos en la primera mitad del siglo XIX que resultaron dañados por las riadas. El puente del ferrocarril Madrid-Arganda, levantado a principios del siglo XX, está situado a la altura de la finca El Piul, en La Poveda. Su construcción se vincula a la ampliación hasta Arganda de la línea de Ferrocarril Madrid-Vaciamadrid.

Leer más: Puentes históricos

Ferrocarriles históricos

Dentro del Parque Regional del Sureste se instalaron entre las últimas décadas del siglo XIX y principios del XX sendas líneas de ferrocarril que tuvieron un carácter eminentemente industrial. Nos referimos al Ferrocarril de Arganda, construido a partir del año 1880, cuya finalidad era atravesar las zonas industriales del sureste de Madrid, pasando por lugares con importantes canteras como Vicálvaro, Vallecas, La Poveda o Arganda. Su principal función fue el transporte de materiales como yeso, cal ó ladrillos, pero también admitía viajeros y otras mercancías. Gran parte de su trazado coincide con la actual línea del metropolitano Madrid-Arganda del Rey.

Leer más: Ferrocarriles históricos