Arquitectura popular

La arquitectura popular cuenta con numerosos ejemplos en las poblaciones situadas en la periferia del Parque, donde es posible encontrar, desde sencillas construcciones de carácter doméstico a grandes casas solariegas. En Mejorada del Campo, por ejemplo, cabe reseñar la llamada Casa Pontificial, un edificio del siglo XVIII con planta de cruz griega; la casa de labor de la Marquesa de Hinojares, que consta de varias edificaciones de carácter agropecuario; y diversas viviendas situadas en las calles Cervantes, Virgen de la Soledad, Avenida de la Constitución, etc. En Pinto son reseñables diversas casas-palacio de naturaleza urbana que constituyeron la residencia de hidalgos o nobleza menor, tal como atestiguan los escudos nobiliarios que decoran sus fachadas. En algunas localidades como Titulcia se conservan aún pequeños núcleos de viviendas-cuevas, modalidad de habitación que en otro tiempo fue muy común en esta parte de la provincia. El subsuelo de Titulcia ha sido excavado también en muchos puntos para alojar las bodegas donde se guardaban los vinos locales, sirviendo de ejemplo la llamada Cueva de la Luna, situada en el casco urbano de la localidad. Son destacables también las casas de tipo señorial existentes en Valdemoro y las viviendas de tipo popular conservadas en Ciempozuelos.